Blogia
el viento

Pablo Cattaneo - La Fija

Pablo Cattaneo - La Fija

 

 

Año 1996 y Luzbelito está en la calle. Para mí el último de una seguidilla impecable e implacable de discos. Desde Gulp! hasta luzbelo los laburos se sucedieron sin fisuras, el próximo honrando al anterior, asentándolo y aportando siempre algo más, cosa que pocas bandas han logrado. Luego vendrán "Ultimo bondi" y Momo Sampler", buenos laburos por supuesto, pero, en mi humilde opinión, no tan concretos, no tan "redondos". Claro, es una opinión subjetiva y, por ende, muy opinable y tal vez poco valedera. Lo cierto es que "Luzbelito" fue grabado en estudios de Buenos Aires, San Pablo y Fort Lauderdale. En baires y gringolandia la pericia técnica fue aportada por Mario Breuer, en tanto que en San Pablo estuvo a cargo de Néstor Madrid a quien, por otra parte, conociera mi amigo Iván Rosembluth y de quien me contara algunas datas interesantes que no vienen al caso citar aquí. Se nota la mano de estos muchachos. Suena tremendo. Si bien lo redondos nos tenían acostumbrados a un sonido excelente este disco suena tremendo. Lito Vitale participa otra vez junto a los ya clásicos Bucciarelli, Sidotti y Dawi. Terribles "Luzbelito y las Sirenas", "Nuotatori Professionisti" y "Cruz Diablo", hits: "Mariposa Pontiac" y "Blues de la Libertad". De este último se decía por ahí que fue grabado de una por el Indio y con algunas copas de más (por lo menos). Parte del fabulario ricotero tal vez. Poco relevante seguro. Preludio: "El infierno de Luzbelito es un espacio para nuestra vergüenza. Somos hijos de multivioladores muertos. Somos los hijos de puta que van a beber de sus aguas y, ya sabemos, los hijos de puta no descansan nunca", Zippo. Dos años después, 1998, ve la luz "Último Bondi a Finisterre". Es una apuesta fuerte. Cambio radical de estética visual y musical. Mucha máquina, lo que le da un sonido muy distinto. No puedo decir moderno porque los redondos siempre sonaron modernos. Simplemente distinto. La lírica aparece, según mi criterio, más críptica. Tal vez me resulte así porque es un disco que no he digerido todavía. No sé. Sinceramente no he podido escucharlo y escucharlo como sucedió y sucede con los anteriores. En fin. Además de máquinas están el sempiterno Vitale, Sergio Poli en violín y Juan Cruz Urquiza en trompeta como invitados (interesantísimos el timbre y los arreglos de trompeta). "Gualicho" es una linda canción nacida con destino de hit. "Alien Duce" me gusta particularmente. El preludio, al que nos tenían acostumbrados, también experimenta un cambio grosso. Se lo presenta como un menú de opciones cibernéticas tipo videogame titulado "Test para el Colono Virtual":#1: NO MUTAR; #2: MUTAR CUANDO SOLO ES NUEVO LO QUE HEMOS OLVIDADO; #3:MUTAR SI DIOS ES DIGITAL; #4: MUTAR SI SE PIENSA QUE EL NUEVO DIOS NOS VA A SALIR MEJOR; #5: MUTAR PORQUE NOS GUSTA EL BONI A FINISTERRE Y PORQUE VALE LA PENA LA LEYENDA DEL FUTURO". Para terminar con La Fija de los redondos nos queda Momo Sampler. Gloria Guerrero, de la revista Rolling Stone, decía: " Dios es todo (no puede progresar)", dice Patricio Rey. Pero Patricio, que no es Dios, progresa. Cualquiera hubiera esperado una cibermutación a partir de Ultimo bondi. No hubo tal cosa. Equilibrado y parejo, indiscutiblemente rocker, tan negro como brillante, este viaje es asunto de Momo, el rey del Carnaval. ). Lo que hay aquí son canciones para grandes, canciones adultas, grandes canciones.Y es un carnaval fiero: brincan tipos con gambas de polio; hay pastel de ponzoña salada y vinos gruesos, mal templados. Las chicas de Momo Sampler se muerden el labio, se empolvan la nariz y usan sus lenguas como un sable. Los tipos son, por lo general, moscones zumbones que quedaron atrapados en un vaso boca abajo. Rock & roll oscuro, con esa "oscuridad de bodega sin luz". Rock triste, esperanzado, hipotecado, cabrón, dejá vu de los buenos tiempos que no llegan nunca. Rock para esa murga desencantada, la murga sin la bendición. Los cuadrados tienen cuatro puntas. Y cada punta es fácil de encontrar. Los redondos, en cambio, siguen buscando la vuelta. Aquí, por primera vez, con hidalguía y en ceremonia pública, Patricio Rey ha reconocido finalmente a su hijo único: Eduardo Carlos Solari Beilinson. Y al babysitter: Hernán Aramberri, programador, quién con el técnico Eduardo Herrera cosió los samplers que oficiaron de colchón- y de cama de púas- para la escalofriante voz del Indio y las soberbias guitarras y bajos de Skay.". En tanto que en el "gran diario argentino" se decía del disco: "Momo Sampler es la mejor síntesis que podrían haber encontrado Los Redonditos para reflejar —en música y, sobre todo, en letras— el agobio, la pegajosa decadencia de la vida urbana. El Indio Solari y Skay, señores que orillan los 50, cabalgan sobre una angustia de sobrevivientes. Y, por más que la estética de comic —reforzada por las postales de Rocambole— trate de torcer la historia para el lado de la parodia y la representación, el cuento que aquí se cuenta es terrible. Y real. Solari eligió la palabra murga como símbolo de una desesperación fantasmal. No tiene nada que ver con el ritmo; es una palabra-concepto, que en La murga de los renegados dice Entre sopores, modorras ciegas / y oscuridad de bodega sin luz / va esa murga desencantada / que lleva siglos así... No da más!; en Murga de la Virgencita pinta de un modo brutal el escarnio de una prostituta; en Murga purga vuelve al vino malicioso (sos un moscón zumbón / que quedó atrapado / en un vaso boca abajo. La murga del Indio Solari es un desfile heroico de seres quebrados, un baldazo temático que va desde el meter bala de Ruckauf (Sheriff) hasta el retrato de una chica de las bravas (Una piba con la remera de Greenpeace....Cada vez más afilado en la metáfora, con sus palabras castizas, su lunfardo tanguero y sus neologismos encontrados en un pozo ciego cibernético, Solari se afirma como un intelectual beat de un rigor poético incomparable en el rock argentino".

Es poco lo que un perejil como yo pueda agregar a estos conceptos vertidos en medios gráficos tan importantes como los citados. Bromas aparte, me parecieron interesantes los comentarios, de alguna manera cónsonos con lo que se fue diciendo de esta banda a lo largo (quizás demasiado largo) de la sección. Nos despedimos de los redondos con el preludio de este último disco titulado "Momo Sampler: una orgía baja fidelidad". "Te prometemos que en la alegría y la risa del festival nadie osará dar una interpretación siniestra de tu repentina vuelta a la forma humana, Apuleyo".

Nos encontramos en el próximo número, en el cual comenzaremos a desandar el camino de la carrera solista de Peter Gabriel. Chau.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres