Blogia
el viento

Neopecatt - Nadie Sabe

Neopecatt - Nadie Sabe

NADIE SABE (Nobody knows, Daremo shiranai) Dirección y guión: Hirokazu Kore-eda

Reparto: Yuya Yagira (Akira), Ayu Kitaura (Kyoko), Hiei Kimura (Shigeru), Momoko Shimizu (Yuki), Hanae Kan (Saki), You (Keiko)

Japón-2004

Keiko y sus cuatro hijos (todos de diferentes y desconocidos padres) se mudan a un pisito de Tokio, al que arriban Keiko y su hijo mayor, Akira, con el camión de la mudanza en el que viajan los tres hijos restantes escondidos en valijas. Una vez instalados, la madre imparte claras y estrictas órdenes tales como no gritar, no salir a la calle, tampoco al balcón, con excepción de Akira, dado que el propietario del piso, que también es vecino, no debe enterarse de la existencia de los niños, ya que en ese caso no alquilaría el inmueble. Tampoco van al colegio. Ninguno de ellos. Pocos días después, Akira encuentra al levantarse una nota de su madre informándole que se ausentará por unos días y que se ocupe del hogar y sus hermanos, dejándole una suma de dinero determinada. Cuando el dinero está a punto de acabarse y se hace evidente la preocupación de los niños por la ausencia prolongada de la madre, ésta regresa, cargada de regalos y ropa, de madrugada, despertándolos a todos. Una vez despabilados, todo es alegría. Mamá está de vuelta, con regalos, pero, sobre todo, está de vuelta. Juegos, comidas compartidas, hacen el pequeño paraíso de los chicos. Pero lo bueno durará muy poco. Pronto la madre vuelve a partir con la promesa de regresar en navidad, promesa que nunca cumplirá y que Akira descubrirá que nunca cumplirá cuando, pasada la navidad y al no regresar Keiko, llamará a un número que se las arregla para encontrar y escuchará la voz de su madre al otro lado atendiendo como la señora Yamamoto. No les dice nada a sus hermanos, el dinero se acaba ya que su madre deja de mandarles, y Akira, con sus doce años, debe hacerse cargo de sus hermanos. En este punto comienza otra historia. Una historia que se percibía pero que uno, inconscientemente rechaza. Más. Uno espera durante toda la película que aparezca la madre y los rescate. Pero no. Además de lo terrible de la historia, los tiempos en los que está contada, la suavidad aparente con que todo transcurre, los indicios del paso de los días representados en los cambios de color de las hojas de los árboles, el pelo de los chicos, el paulatino despintarse de las uñas de Kyoko, nos van llevando e introduciendo en la situación de manera ineluctable.   El rodaje empezó en otoño de 2002 y siguió hasta el verano de 2003 durante las cuatro estaciones del año. Kore-eda montó la película a medida que la rodaba, lo que le permitió trabajar en la construcción de cada parte en función de lo que acababa de montar. Hizo todo lo posible para que los jóvenes actores aficionados se sintieran cómodos y dispuestos a comunicarse. Adaptó sus técnicas de realización para poder filmarlos con mayor precisión. El rodaje se realizó en orden cronológico. Los niños se desarrollaron física y psicológicamente en la vida real a la vez que los personajes que encarnaban en la película. En sus anteriores películas, Kore-eda ya había utilizado técnicas propias del documental. En NOBODY KNOWS va aún más allá y consigue borrar la frontera entre la ficción y el documental. Su objetivo no se limita a enseñar el universo de esos niños abandonados, también quiere mostrar la dulzura y la hermosura de la infancia.  Para hacer el papel de madre despreocupada, Kore-eda escogió a You, una estrella de televisión que nunca había trabajado para la gran pantalla. El dúo Gontiti compuso para la película una música suave basada en guitarra y ukelele que hace resaltar el universo de los niños.   Según declara el director, «la película se inspira en un hecho real conocido como "el suceso de los cuatro niños abandonados de Nishi-Sugamo". Ocurrió hace 16 años, en 1988 "Este suceso hizo que me planteara varias preguntas. La vida de esos niños no pudo ser únicamente negativa. Debieron disfrutar de momentos de complicidad, de alegría, de tristeza y de esperanza. No quería mostrar el "infierno" visto desde fuera, sino la "riqueza" de sus vidas desde dentro…Me costó mucho concretar el proyecto. Transcurrieron 15 años desde que escribí el primer guión. ¿Seguía siendo un suceso actual 15 años después? Antes de lanzarme a hacer la película, debía hacerme esa pregunta. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, el número de niños entre 7 y 14 años con domicilio desconocido ha bajado de 533 en 1987 a 302 en 2000. Pero estas cifras sólo se refieren a niños cuyo nacimiento ha sido declarado. Si se tiene en cuenta que la natalidad ha bajado, podemos suponer que hoy en día hay un mayor número de niños que viven clandestinamente como les ocurre a Akira y sus hermanos(…)You es una persona que vive el momento. Entendí enseguida que me aportaría la despreocupación positiva que buscaba. Llegó al rodaje sin haber preparado nada; ni siquiera se había leído el guión que le había entregado…El guión era muy detallado y los niños aportaron numerosos cambios de forma espontánea. Muchos cambios se deben a que Yuya, que interpreta a Akira, creció mucho durante el rodaje. Pero también porque, por ejemplo, imaginé que a la pequeña Yuki le gustarían los caramelos de fresa, pero me dijo que prefería las chocolatinas. Hiei, que interpreta a Shigeru, comió muy poco en el rodaje porque casi no le gusta nada. Por suerte, imaginamos que le gustaría la pasta instantánea y, efectivamente, le gustaba. En la escena en la que come sopa de arroz le dejé improvisar. Durante el casting se presentó una niña con sandalias que hacían ruido. Me gustó la idea. Cuando Yuki sale a buscar a su madre, lleva sandalias como las de aquella niña».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres